jueves, 17 de diciembre de 2015

Chatarra espacial

Mi barrio de clase media
Frente a casa vive una señora mayor con su hijo. Él es matón del sindicato metalúrgico. Al lado, vive un sicario con su moto de alta cilindrada sin patente. Al otro lado un represor de la ESMA. En la casa fastuosa de la otra cuadra, vive un empresario traficante de drogas y más acá, por la misma vereda, un policía exonerado de la bonaerense. En la esquina, en la planta alta, una partera entregadora de la ex Casa Cuna vive con su marido, buchón de la Federal. Hace poco se mudó a ese chalet con jardín y pileta, una familia de aspecto normal quienes fueron integrantes de la triple A, según se comenta, justo al lado del carnicero, asesino serial liberado por buen comportamiento. El cura que vive cruzando, en la cortada, es cliente de la carnicería. Allí, todos saben que manosea a los pibitos del colegio privado donde da clases de catequesis. Sin embargo al que miran raro es a mí, porque tengo el pelo largo y visto ropa colorinche. 


Pecado original
Debido a serios inconvenientes con la importación, estamos ofreciendo pecados alternativos.

Literal mente
Le pidió la mano de la novia al futuro suegro, que era un tipo de tomar todo al pié de la letra. Al menos, tuvo un dedo donde colocar el anillo de bodas.

Quejoso
-Un lugar seguro y estable, ese, es la luna. -¡Allí, todavía está la huella de Neil Armstrong!

Business are business 
En Universal Studios cobran 30 dólares por tomarse una foto con el hombre invisible.


5 comentarios:

  1. Gracias por pasar Nebulosa, también pase por tu casa. Abrazo.

    ResponderEliminar
  2. Me gusta lo que escribes Eduardo, un saludo.

    ResponderEliminar