sábado, 27 de diciembre de 2014



Declaración voluntaria


Te amo más que a nada en el mundo, pero para ser leal, necesito confesarte que suelo mensurar la calidad, la humedad, la intensidad, la vibración y la profundidad de los besos que nos damos y me dejan temblando. Incluyo al experimento, el choque de lenguas, y el intercambio de fluidos. Esto es porque tengo un dispositivo bastante similar al de la escala de Richter. Ese instrumento de precisión se llama dentadura postiza.


domingo, 30 de noviembre de 2014



CONSUMIR, PREFERIBLEMENTE, ANTES QUE SE PUDRA.


Inadaptado social
Un empresario fue denunciado por enriquecimiento lícito. Perdió status, las mujeres dejaron de perseguirlo, su círculo íntimo le quitó la admiración y lo expulsaron, primero del club y luego del partido.

Karma.
El día antes que Alfredito cumpliera dos años ocurrió un acontecimiento que sería recordado por siempre. Se animó a soltar las primeras palabras que sus papás interpretaron como comprensibles, entre otros balbuceos, creyeron oír: -¡Quedo tutú…!-
Como todo matrimonio que lucho durante años por la adopción se dispusieron a hacer realidad cada uno de sus caprichos. Papá corrió presuroso a comprar un autito plástico de fórmula uno. Mamá, quién no quiso ser menos, le compró un pollerín de tul.


Aura impecable
Él mismo se considera un alma pura, un ser transparente, el problema es que nadie lo ve.
  
Letras más, letras menos
-Mida sus palabras. Le imputó el otorrinolaringólogo al electrocardiografólogo porque éste lo había llamado, desvergonzadamente, puto.



viernes, 21 de noviembre de 2014


NO RETORNABLE.


Colonia Aranguren
El poblado tiene pocos habitantes y demasiadas sombras. Los viejos viven en él pero trabajan en los campos aledaños. Los jóvenes, se van a las grandes ciudades por estudios o en busca de oportunidades. Este fin de semana falleció el único empleado del cementerio. El cartel escrito de apuro en su portal informaba: “Hasta nuevo aviso, permanecerá cerrado por duelo”.

Sospechosa
-El tamaño no importa…, le dije, pero ella igual se hizo los pechos…

Sí, mi yo

No estoy conforme con lo que veo en el espejo, está lleno de imperfecciones y tiene mala cara. Como será que hasta el mismo me lo ha dicho.



miércoles, 5 de noviembre de 2014

CIUDAD SONORA



Ésta es una ciudad ruidosa.
Es una ciudad sonora.
No insonorizada, es sonora.
Pero a veces no.

Pim pam pum, a veces si, a veces no.
Rum rum rum, casi siempre.
Tap tiqui tac, dicen también.
Los que oyen bien, otros no.

El viento suena pocas veces.
(Y también las gotas de lluvia).
En los árboles, en las bolsas de nylon
y en la basura suelta por doquier, siempre.

Resuena el murmullo seco de la muchedumbre
Que a veces es poca, otras mucha.
Pero siempre suena, se oye, se escucha, se ve.
Dice siempre, el eco en la noche.

Vehículos, fábricas, escuelas.
Ruido de vehículos, de escuelas.
Con gente adentro, suelta.
Pero adentro, sin poder salir afuera, no libre.

El sonido vive en todos los barrios
A veces música, otras veces no.
Suena casi siempre.
Dentro de las iglesias y afuera.
En las oficinas y en los bares.
Adentro, hasta cierta hora, casi siempre.

El ruido subyace en ésta ciudad que late.
Y la gente no se da cuenta.
La gente es ruidosa, siempre.
Pero a veces no, los domingos de verano no.

Y menos a la hora de la siesta.

domingo, 12 de octubre de 2014

Reciclando personas desechables

Al despertar, lo primero que veo es “pulse ON”. Ejecuto el comando por impulso, medio por dormido, medio por tonto y me levanto. El desayuno está servido, el televisor encendido, el ambiente cálido y la ropa limpia y planchada. Salgo a la calle hacia la parada del colectivo que me llevará al centro. Después de una mañana laboral incierta en una oficina poblada y sin barullo, voy por el almuerzo en el bar de la avenida Corrientes. Me siento en la barra frente al espejo que nunca miro por temor. Me traen la comida que no pedí pero es lo que pensaba. No tomo café aunque lo deseo. Pago la cuenta. Salgo a la calle con sueño de siesta y me dirijo a un lugar donde me están esperando. Esquivando sombras de transeúntes.
Cae una llovizna que ningún paraguas ataja. Llego. Me siento en un escritorio y mis manos comienzan a teclear sin poder razonar qué pero, lo que sea, es indispensable para la empresa. A la hora señalada, que no se cual es porque no llevo reloj, salgo del trabajo y camino un trecho para tomar el colectivo en la parada de la esquina. Llega, no le hago señas pero igual se detiene, el chofer me mira para que suba y me da un fingido: -Buenas tardes. Como si me conociera. Subo. Veo miradas vacías. Alguien se para, deja libre un asiento y lo ocupo. No necesito saber dónde voy cuando viajo. Observo por la ventanilla que el tráfico es ordenado, sin bocinazos ni contaminación. Atravesamos la ciudad que se hunde hacia los barrios. En determinado lugar, me incorporo y camino como autómata hacia la puerta de atrás, la gente me abre paso sin mirar y el timbre suena solo. Me bajo. Claro, qué sino… en una esquina que sospecho es la de siempre. Llego a casa. Abro la puerta sin llave y no me recibe ningún perro ni esposa, aunque sé que me espera, no sé que es pero me espera, todo el tiempo, me espera omnisciente, con el televisor encendido, la ducha tibia y la cena servida en la mesa, mi preferida. Dejo la ropa en cualquier lugar pensando que mañana estará limpia y planchada. Debo tener sueño porque voy a la cama agotado, me acuesto, mis párpados caen pero antes, mis ojos ejecutan “pulse OFF”.

Fotografía tomada de Adore Noir Magazine. "Prestada".

miércoles, 1 de octubre de 2014

¿Cómo le gustaría morir?

No se usted, pero yo quisiera morir como un héroe anónimo, arrancando las palabras al dolor de dejarlo todo. Sin sufrimiento, porque soy cobarde ante la tortura del diagnóstico. De elegir, prefiero ser alcanzado por la bala amiga del enemigo, en el campo de batalla del pavimento. Con decenas de turros a mí alrededor con mirada masturbatoria, que gozan cómo me estoy vaciando de sangre roja y clasista. Testigos hipócritas fingiendo estupefacción, alimentando el morbo público y gratuito. Ellos miran de reojo, comentan lo que no saben sin pudicia, luego, se retiran antes que llegue la ambulancia, caminan dos cuadras y se olvidan. Esos están peor porque ya están muertos.

Desprecio el quirófano y la cama de hospital, aborrezco la indulgencia del cura y le hago la señal de la cruz antes que él me la salpique, porque crucificado está él. Le aclaro que renuncio a la redención y le pido un cigarrillo que no me dará.
Me dan nauseas los matasanos que me dirán una cosa y otra a mis familiares, que al instante miran con ojos afligidos de despedida y luego se repartirán las miserias. Ellos hablan con términos indescifrables, te envuelven para aclarar después, que me quedan 48 horas de vida entre papeleos y burocracia de la mutual.
Prefiero morir de una rebanada de rueda de locomotora antes que la larga penuria de un depósito para ancianos, con visitas rápidas y culposas, atontado con pastillas de todos los colores del arco iris del placebo. Aburrido de mirar la nada, esperando el coágulo que no llega, que la máquina se detenga o que alma ocupa desaloje el paquete.
Si tuviera que elegir, prefiero el silencio de la madrugada, donde los pasos resuenan inconfundibles, donde en sus horas caben más minutos que durante el día. Quisiera morir solo, y que me descubran tieso, con los ojos abiertos, apuntado a lo que fui.
Desprecio cualquier otra forma de morir.

 

lunes, 15 de septiembre de 2014

Micro cuentos  para un micro futuro.


Paseo en familia
El último domingo de cada mes visitaban el lago de las afueras de la ciudad, donde los cadáveres de peces flotaban en sus inmóviles aguas amarillentas. Para los niños,  era un espectáculo único que les ofrecía la naturaleza muerta. Niños que no llegarían a adolescentes. Adolescentes que no llegarían a jóvenes ni jóvenes a adultos. Ancianos solo se veían en museos de curiosidades, prolijamente embalsamados.

Control de natalidad
Los bebes nacían de a tres. Pegados. Instantáneos. Una cabeza comía, la otra pensaba y la otra hablaba. ¿Por qué defecaban los tres juntos? Era un misterio que la ciencia procuraba develar. Los padres no reclamaban, porque todos sabemos que las probetas no hablan.

Hallazgo antropológico
El último de los caníbales del que se tuvo conocimiento, murió de viejo, solo y vegetariano.



sábado, 30 de agosto de 2014

Error humano


Hospital escuela.

-Lo asesiné... Balbuceo acongojado el estudiante de medicina, bisturí en mano, sin razonar que el cadáver ya estaba ejerciendo.



Golpean la puerta
Pregunto quién es. Del otro lado me respondo yo mismo que soy yo mismo. Desde adentro pregunto cómo se si es verdad aunque por la mirilla veo que soy yo. De afuera digo que salí sin que yo mismo me diera cuenta. Desde éste lado respondo que no puede ser, que no me moví de acá, además, de ser yo mismo hubiera salido abrigado. Mi voz me contesta que salí de urgencia por la puerta de atrás para comprar cigarrillos, a lo cual respondo que es una buena excusa y así siguió la conversación sobre cuestiones domésticas, hasta que decidí dejarme hablando solo y seguí hablando solo pero desde adentro para ignorar mi propia insistencia. A veces me pongo pesado y prefiero dejarme afuera aunque haga frío o llueva. La próxima vez que salga sin avisarme voy a tener que llevar un abrigo porque un día de estos voy a pescar un resfrío.


Creíble pero irreal (O viceversa)

 

El aparato de radio es antiguo, por no decir viejo o las dos cosas. Un armatoste a válvulas de madera tallada, con una tela desteñida que tapa los parlantes. Consume tanta electricidad como la tostadora y la plancha juntas. Tal vez más. En invierno, mamá tiene la costumbre de dejarla sobre la mesada, próxima a la hornalla encendida para mantener la pava calentita con la que ceba mates amargos sentada al lado de la cocina mientras escucha las noticias. La voz del informativo, con un balbuceo agobiado, anunciaba que la temperatura era de treinta y cinco grados centígrados cuando a través del ventanal, pese a los vidrios sudados, podíamos ver la escarcha sobre el sembradío del campo y reíamos por sus desaciertos. Hasta que en un momento ocurrió algo impensado, salió detrás del aparato un hombrecito a pura queja:

-Apagan la hornalla o corren la radio de lugar… y regresó por donde vino. Mamá, atónita y temblorosa, la levantó y la dejó al lado de la ventana. Al ratito nomás, una voz cristalina anunciaba que la temperatura había descendido treinta y cinco grados… Pero ya no había risas.





domingo, 17 de agosto de 2014

Viene a cuento…

 

 

Odisea

Antes que el amanecer purificara el día, los galeones habían zarpado a toda vela hacia la tierra de los milagros. Sus tripulantes, pletóricos de ilusión, los observaban desde el puerto.




Siliconas   

 

-Mire, entiendo que usted haya alcanzado la fama en todo el mundo y que esté disponible en la lista de médicos de la obra social pero para el implante mamario he decidido recurrir a otro profesional, lo siento. De todas maneras, gracias por su ofrecimiento, doctor Frankenstein.

-Por nada y la mejor suerte para ti, Igor.

  

Reyes magos

Me dicen que el seis de Enero es el fin del mundo. Macanas, el fin del mundo no existe, son los padres.


La depre

Salgo a la calle con el semblante tan malo que el otro día me cago un pájaro en la cabeza y me quedaba bien.

 

  
Síntomas


-Doctor, cuando la veo, siento que mi corazón va a estallar en ese mismo  instante. La presión sanguínea me acelera el pulso, las piernas no me responden y la vista se me nubla por completo. Eso sin decirle que ayer estuve al borde de un ACV cuando me saludó.
- Por favor doctor, dígame ¿Cuál es su diagnóstico?
-Amigo, usted está clínicamente enamorado.

 

 

 


Televisión interactiva.

Mientras cocinaba, doña Virginia iba y venía mirando de reojo Crónica Tv. Fue cuando lo vio parado en la cornisa, apenas sostenido con sus dedos de un frágil saliente de mampostería. En el momento en que las cámaras  mostraron su cara, lo supo perturbado, convencida que haría lo inevitable. Entonces pensó en un acto heroico, corrió hasta el control remoto y apago el televisor.

 



(Los galeones del dibujo son hijos de la pluma del gran Tomy Müller)

miércoles, 6 de agosto de 2014

Éste modesto blog, donde vuelco mas sensaciones y emociones que literatura, también me sirve para expresar el sentimiento de felicidad que inunda mi espíritu con la aparición de otro nieto, con su recuperación de las garras de la infamia. Ya son ciento catorce (114) de los quinientos (500) que calculan pueden todavía estar en manos de sus apropiadores, negándoles su verdadera identidad. La dictadura cívico militar que ensombreció mi país entre los años 76 y 83 pasó con su ráfaga de violencia y nos dejó una ruina que hasta hoy nos conmueve. Pero acá se hizo y seguirá haciendo justicia y miles de los represores, torturadores y cómplices están presos. Éste hecho toma notoriedad porque se trata del nieto de Estela de Carlotto, que es la presidenta de la Asociación de Abuelas de Plaza de Mayo, (junto a las Madres de Plaza de Mayo y demás organizaciones de derechos humanos) cuya lucha inclaudicable y pacífica hoy tiene su premio. Estoy verdaderamente conmovido por eso quería compartir con uds. ésta satisfacción.

30.000 compañeros detenidos desaparecidos, presente, ahora y siempre.

Eduardo Mancilla.

ESTELA DE CARLOTTO RECUPERA A SU NIETO GUIDO - NIETO 114 - 05-08-14

martes, 29 de julio de 2014

A libro cerrado…


El fallo

El reo, pescador furtivo, sonrió cuando leyeron el veredicto del jurado: ¡Condenado a la orca! Sabiendo que la pena de muerte estaba abolida en ése estado, la mueca de triunfo se transformó en estupor mientras era trasladado al estanque mayor de Mundo Marino.


 


Textos apócrifos:

“Juicio final inducido…”

Al morir, los bomberos van al cielo, no son bienvenidos en el infierno por razones obvias.

 

 

Miedos de comunicación

-Si alguien desea incomunicarse conmigo solo tiene que dejarme un mensaje al que, inmediatamente, no responderé. 

 

Estadísticas

El veinte por ciento de las parejas se casan por amor, el resto, por la iglesia.

 

Pasos

Tiemblo, como quién se ve reflejado en el agua, cuando vienes a mí.

 

Prêt-à-porter

Dispuesto a vivir un amor de locura eligió la ropa adecuada para ir a su encuentro: Una camisa de fuerza.

 

Avon

Alguien me vendió un perfume que garantizaba un impacto de seducción instantáneo hacia las mujeres y era justo lo que estaba necesitando. Para evitar el efecto perecedero de la evaporación o la mezcla con los fluidos de mi sudor implacable, lo bebí sediento por un destino de lujuria. A los ocho días desperté de un coma hepático rodeado de bellas enfermeras, psicólogas y doctoras quienes en junta médica, declararon bajo juramento hipocrático que habían encontrado al tipo más pelotudo del mundo.


 

viernes, 18 de julio de 2014

Damas, caballeros y otras formas de vida.




Opio del pueblo.

No estaba dispuesto a arriar las rojas banderas del pasado pero por ella, soy capaz de todo. Me tomó de la mano y levantó su dedo índice cual estatua venerada de Lenín, señalando el oprobio, la claudicación, la entrega. Afloje mis pasos, arrastré mis pies, resistí.  “No pasarán…” quise gritar a los cuatro vientos pero su capricho fue poderoso. Mire para todos lados, rogando que ningún camarada me estuviera observando y ella, con sus cinco años de nieta bien puestos, me arrastró hacia la puerta del Mc Donald.

 

Toda una vida.

Como está próximo nuestro aniversario, la tome por sorpresa y le regalé un viaje al Caribe. ¡Van a ser quince días inolvidables…! Le dije que me avise ni bien regrese.

 

Un genio

Vivo en una botella de vidrio, adentro y afuera. Alrededor. Hace crash cuando cae y se destruye en mil pedazos, pero al rato se restituye en otra con idéntico sabor y volumen, también el mismo color y el mismo aroma y contenido y el que estaba adentro, afuera y alrededor, o sea, queda como antes, como una imagen de película en reversa o un video clip de secuencias subliminales.

Sucesos cotidianos que, por respirar, en determinado momento etílico cae de mis manos y es cuando no sé si estoy adentro o afuera de ella o su contenido está dentro mío o todo a la vez y el estallido me embriaga de pena y de gotas de sangre en mis manos. Y es así todo el tiempo, un espiral de borbotones fuera de control, de mí control. El espejo no miente, no late, no vibra, no sube ni babea, ni hace fantasma cuando rodea mi penuria. El baño es blanco, el piso es frío en mi espalda y el techo también es blanco y la luz, y mis ojos se cierran y a pesar de todo, sigue ahí, girando rápido como una galaxia acelerada pero ya no me importa porque del suelo no me voy a caer y mañana alguien va a levantar la basura.

 


miércoles, 11 de junio de 2014

Mingitorio o barbarie.

Tara mundial

Mi fanatismo por el fútbol me hizo ver como un tonto, entonces luché contra mí mismo y el resultado fue empate.


Tornado

Después del vendaval la abuela se apresuró a la azotea, la ropa estaba seca.

 

Ladrones aritméticos.
Noticias de último momento: Irrumpen en una casa a punta de pistola, reducen a la familia y se llevan objetos de valor. También se llevan a la familia en una caja de fósforos.

 

Fábula sobre mimetizaciones

Mi abuela Genoveva tenía un cardenal enjaulado. El bicho cantaba feliz en apariencia, nadie le iba a preguntar si lo era o no. Un día la vieja dijo a viva voz que creía en la libertad del vuelo, pensamos que abriría la jaula, pero no, carreteó por el patio de tierra hasta tomar suficiente impulso y salió volando. Ni siquiera movió los brazos, solo los abrió. Pasó por nuestras cabezas a escaza altura y su batón verde la hacía parecerse a un Hércules. En segundos dejamos de verla y eso fue, luego, para siempre. En cuanto al pájaro, dejó de trinar y dijo:
-Entonces ¿Quién queda a cargo del alpiste?

jueves, 29 de mayo de 2014




Cuando todo transcurre como un goteo de canilla mal cerrada.


33 Revoluciones
Los tres habían nacido del mismo vientre materno. Los tres eran observados con famélica indiferencia. Los tres habían sido atravesados por una filosa espada. Los tres chorreaban la misma mansedumbre. Los tres giraban a treinta y tres revoluciones por minuto en el inflamable spiedo.


No soy una persona de dos máscaras, con una me alcanza para entablar ésta amistad.


Juan Domingo. (Titulo para atraer a las masas)
-Te veo el domingo- le prometí a Irene.
El domingo sin fútbol es un día macabro, el peor de la semana, hasta la siesta te traiciona cuando te deja ahí nomás del lunes.
Desde temprano te miente. Normalmente amanece soleado, impávido. Por la tarde te crucifica en la letanía para luego ocultarte en su letargo, dejando para el final lo peor de sí.
Durante su amargo transcurrir no esperes recibir cartas de amor, ni visitas al rescate, ni milagros, ¡eso ni pensarlo! pero si los impuestos, para eso no hay domingos ni feriados, aparecen como ratas entrenadas por debajo de la puerta.
Tengo que ver a Irene como le prometí pero pensándolo bien, mejor no voy, de todas maneras ya le había anticipado, jamás confíes en mí un domingo sin fútbol.

Robin, el invicto
El arquero de nuestro equipo de futbol, tiene una puntería extraordinaria y lo demostró en su primer partido. Ahora purga una condena por asesinato en ocasión de tiro libre penal.

Tango Club

Mientras el negro Juárez tararea con la voz ronca entre el piano y su bandoneón, el tango suena a fritanga en la radio clavada en la pared. Bailamos demasiado apretados, mejilla con mejilla, sin intersticios entre nosotros. Cuando logro evadirme de su aliento fétido, me susurra al oído:
-Cadena perpetua por triple homicidio, ¿y vos?-
-Veinte por corrupción de menores- le digo.
Repentinamente, muere la música y el guardia nos dice:
-Bueno muchachos…, se termino el recreo, cada uno a su celda-



miércoles, 7 de mayo de 2014

Sangre, desodorante y lágrimas. (De un pequeño burgués)


 


Postulado
El punto de inflexión exacto entre amar u odiar es dormir la siesta hasta que se disuelvan ambas anomalías.


Jaula
Al libre mercado mejor ponerle rejas, porque no alcanza con la libertad vigilada, si insiste en consumir los crímenes de siempre.


Dr. House
Hace unos meses me quede sin empleo. Voy a ver al médico para que me informe el resultado de unos estudios y me dice, sin mudar su semblante, que me queda un año de vida, con viento a favor. Cuando le paso el formulario de la obra social para devengar sus honorarios, notó que el carnet esta vencido. Puso su mejor cara de culo, volvió a observar los estudios pero ahora con más detenimiento, se rascó la pera y dijo que solo me quedan cuatro meses.


Fe de ratas
Ahí estaban los desahuciados, penando su infortunio bajo la bota invisible del opresor disfrazado de legalidad.
-Hagamos una cadena de oración- se propusieron, entonces, quedaron encadenados por el resto de sus putas vidas.


 Microsaurio
…y cuando se decidió, la tortuga ya se había ido.


Memoria
Hace poco vi dos perros en una pelea sangrienta, devorándose el uno con el otro. Eran dos almas invasoras de hombres, disfrutando la reencarnación.


Instituciones
Durante el segundo ciclo glacial de la tierra, (período criogénico), el diablo debió mudarse al sol por razones atendibles. Por estos tiempos de calentamiento global decidió regresar a sus fueros pero el infierno está siendo usurpado.

B12

Hoy me tomé la pastilla del día después, no es que haya tenido sexo sin protección, para nada, sino que estoy en tratamiento, tomando píldoras contra la pérdida de la memoria y se me olvido tomarla ayer.

 

 

Foto tomada prestada de la red, Crowd.

 

jueves, 24 de abril de 2014

Extraordinario trabajo de Pablo Gonzalez, una audioantología de increíble belleza, desde Valdivia Chile.

http://pablogonz.wordpress.com/



Viejos Amigos, Una Aproximación literaria al Mundo de la vejez





https://soundcloud.com/pablogonz-2/viejos-amigos-una-aproximaci-n



domingo, 20 de abril de 2014

Buen viaje, maestro de maestros...



Demolición controlada de palabras.


 

Instinto de supervivencia.


¡Cuánto amé a esa mujer…! Con qué pasión. Ciertas veces, con raptos de locura y desquicio. Una tarde, casi la arrastré hasta la plaza y al pié de aquel abedul, la abracé, la estrujé, la besé hasta paspar sus labios. Saqué un puñal de mi mochila cuya hoja había afilado con premeditación y alevosía. Lo blandí, lo clave en la corteza y comencé a tallar: “Ella y yo, amor eterno”. Nunca más la volví a ver, ni bien saqué el cuchillo, corrió veloz como el viento de un tornado.


 

Milagros


Murió de amor tres veces, claro, por hombres distintos. Resucitó indemne de cada uno de ellos.


 

Noticias (agoreras) de mañana


En el año 2022 se agotó la energía. En el 2023, los alimentos, en el 2024, la paciencia y en el 2025, la humanidad.


 

Ministro


Por secretas razones de estado vio crecer y crecer su cuenta en el banco.

 

 

Balanza de farmacia.


El peso de mi existencia está perdiendo peso por falta de existencia.


 

Sombras chinescas


Iba formando siluetas de animales; alces, conejos, elefantes. Los guantes blancos iluminados se restregaban y llegaba una nueva forma obscura a contraluz de la pantalla. El auditorio estaba conformado por niños sentados en el suelo de la sala siguiendo la serie con mudo asombro. Atrás y parados, los padres comentaban: -“son bobadas…”. Los niños son más permeables que los adultos al aceptar el arte del hombre invisible.



domingo, 30 de marzo de 2014

Advertencia al lector: Esto es solo otro error humano.


Amor bonsái.

¡Las veces que me habré dormido pensando en vos…! Dos veces, ayer y juro que nunca más.

 

Cacería

Está bajo el alumbrado público de la luna y las estrellas, donde el miedo queda a la intemperie. El cazador puede matar y comer el animal, pero de noche solo uno caza y el hombre debe descansar para reponer fuerzas. El tigre no conjetura, solo obedece a su instinto hasta saciar su apetito.

 

Suicidio por encargo

Los forenses se refirieron a la autopsia: Orificio de entrada por el parietal derecho. Terminó siendo sicario del hemisferio izquierdo.



Panteón familiar

“Me sentaré a la puerta de mi casa para ver pasar el cadáver de mi enemigo”. 

 


Crisis de valores

Desde hace un tiempo, lo único que puedo ahorrar son palabras.

 

¡Qué rico…!

Acabo de cometer un precioso delito económico. Es tan delicioso delinquirle a la renta que a los sabuesos financieros les costarán semanas detectarlo, entonces me encomendaré a la justicia divina.

 


Embarazo psicológico.

Un análisis de mercado le dio positivo.




viernes, 21 de marzo de 2014

Mesa de ofertas y sacrificios



¿Debo suponer que el género humano es la piel?


Toda revolución es inconclusa hasta que es traicionada.



Palabras cruzadas.

Mora y Omar, hicieron el amor en Roma, como si sus cuerpos fuesen un anagrama.

 

Advertencia médica

Si va a consumir un medicamento de venta libre en supermercados y en el prospecto de las contra indicaciones con letra chica dice: “Antes de ingerir ésta medicina consulte a su abogado”, no lo tome, sin antes consultar a su astrólogo.

 

Gestionar la vida

Debo sobrellevar el peso de mi existencia hasta que mi hijo tome la posta para llevarla hasta mi nieto y así hasta que el mundo alcance.

 

Oftalmología

Hay una solo verdad vista con millones de ojos diferentes.

 

Advertencia pública:

Fumar causa placer. Mirar televisión causa enfisema ocular y pérdida de masa encefálica con daño irreversible.

 

Un libro

Mientras que con la imaginación se pueda seguir volando confío en la exactitud de sus coordenadas.


Nuevas tendencias.

La vida puede cambiar con un clic, dependiendo si se tiene en la mano un mouse o una pistola.

 

Futurama

Los nuevos edificios inteligentes no permiten ser habitados por personas.


Tecno

Parece ser que, por falta de tiempo y empeño, el futuro del sexo en la pareja quedaría reducido al amor digital.

 

Corte y confesión

Amaré siempre a una mujer, la próxima.

 

Arresto domiciliario

Informa el noticiero de las siete que un represor se suicidó. Estaba detenido por crímenes de lesa humanidad. Amo y señor de la ejecución sumaria, nunca dio muestras de arrepentimiento alguno, ya que no tuvo compasión ni con su propia demencia senil.