domingo, 12 de julio de 2015

Zona de juegos


Campo santo

Los cortejos fúnebres de las tardecitas son divertidos. Los propios cadáveres arrastran los féretros hasta el cementerio, porque en el pueblo ya no quedan personas que presten ese noble servicio, ni ningún otro. Los muertos vivos, se vuelven a morir, algunos de muerte natural otros de muerte por aburrimiento. Los parroquianos fallecidos del bar comentan, risueños, que el mismísimo Conde Drácula murió de miedo. Que el juez no supo como caratular la causa y la cajoneó.

 

Paraná Guazú

Le pregunto al río lento de donde viene y me arrulla una música que me convence. Dice que no va ni viene, que siempre está ahí, que lo que corre es el marrón de su tintura, impulsado por las plantas de irupé y una voz humana que lo espera al pié del océano para cambiarle el color.

 

Chau

Ella me dejó, así como así, de la noche a la mañana, sin porqué. Sufrí y sufro pero no me importa, he decidido amanecer, como un tibio y radiante sol de mayo.

Walt Disney
En el futuro, la máquina del tiempo no ha sido inventada.

Yo
Escribo mi propio destino de libertad, después él, que haga lo que pueda.


Ciclo evolutivo
Mi cuerpo transcurrió de célula a cenizas. Mi ser, no dispuso de tanto tiempo.




3 comentarios:

  1. sigues intenso con tus maravillosas letras
    :)

    ResponderEliminar
  2. sigues intenso con tus maravillosas letras
    :)

    ResponderEliminar
  3. Hago lo posible, siempre agradecido por tu visita, me honras.

    ResponderEliminar