viernes, 15 de febrero de 2019



                                            Hasta siempre amigo, buen viaje.


                                     

domingo, 13 de enero de 2019


Vos del aire


Debí haber pasado página.
Debí dejar atrás el bardo de errores de la edad.
Debí haber oído pronósticos expertos que sugerían hasta ahí nomás pibe.
Debí de haber dejado quieto eso imposible que estalló un sábado, justo un sábado.
Debí haber dejado escurriendo lágrimas que pesaban en los hombros, como yunque. No me sentía bien. Vos y yo, jugando en frecuencias diferentes, en otros colores. Tal vez, en otro momento del viaje podríamos llevarnos, pero hoy no, ni mañana será tiempo para saberlo. Quedamos así. Cada noche, cada día. No, no debí haber dejado que el tiempo hiciera lo suyo. ¿Qué sabe el tiempo? Qué va a saber, nada.




Versículo apócrifo: Tardecita de verano en el Edén

Cuando se desató la tormenta, el señor, estaba ensimismado en sus cosas. Ordenó a dos arcángeles, también ocupados en sus cosas pero de inferior urgencia en la escala celestial, que fueran de inmediato y la aten y eso hicieron. Entonces se detuvo la tormenta, y allí no paso nada. Amén



domingo, 4 de noviembre de 2018


Asuntos domésticos.



Velatorio

Siete murmurando
Seis bebiendo        
Cinco fingiendo         
Cuatro sollozando
Tres injuriando
Dos durmiendo
Uno endureciendo



Propiedades curativas

Mi árbol preferido es el álamo, porque según sople el viento, será la música de su follaje y eso, en los cementerios, es algo digno de apreciar.



La cebra es un caballo con códigos.


El amanecer siempre es la muerte de algo incurable.


Ella dejó de escribir porque se ligo las palabras.


Corte y confesión   

Estaba pensando en vos, te imaginaba ¿viste? Sin demasiado esfuerzo porque me ocurre a cada instante que no estamos juntos. De repente, se me hizo una laguna en la mente, uno de esos vacíos embobados. Un rayo de oscuridad en pleno día de sol. Al ratito regresó, como la luz eléctrica y ahí estábamos los dos, jugando a nadar en tibias aguas genitales.


lunes, 17 de septiembre de 2018



La Venus de Merlo



De pie, estoica como un granadero, capaz de estar así todo el tiempo sin inmutarse. Inmigrante del país hermano y vecino pero más vecino que hermano para la mirada solapada y hostil. Mujer joven de pocas palabras, digna belleza y arrugas respetables. Piel curtida por los vientos salitrosos del norte alto e infinito, donde el agua potable es un milagro sin derecho. Ofrece verdura fresca dispuesta sobre una lona en el piso del pasaje junto a los demás feriantes. Esto sucede frente a la estación del Ferrocarril Sarmiento, donde transita la muchedumbre cada día, aunque podría ser en cualquier otro lugar del segundo cordón del Conurbano Bonaerense que no sea el centro, custodiado por la policía rabiosa. Algún compañero instruido le escribió un cartel de cartulina, con letra gruesa de fibrón que exhibe visible e imperante: Sírvase y abone con el cambio justo ¿o acaso no ve que me faltan los brazos?

martes, 7 de agosto de 2018


GOTEO





Contemplando el brillo blanco en la superficie visible     

Sé lo que es la luna y para qué está donde está. En su oriente oculto, se hospeda la memoria de nuestros antepasados. También sé que ellos están bien alimentados por el silencio. En delicado equilibrio, con el eco de sus recuerdos vivos. Por lo tanto, es imprescindible conservar la distancia que nos separa. Un parpadeo, un leve giro concedido a su eje, al de la luna, y desaparecerían.

lunes, 9 de julio de 2018

FLASH FICTION III



Accidente literario

Blancanieves yacía incólume, pálida y adormilada. Tal vez esperando lo que estaba escrito y eso era el paso del príncipe que resolviese felizmente el dilema, pero que creen, pasó el conde Drácula, quién venía exonerado de otro cuento.
                          
            

Amantes
Entre ellos, todo termino, se casaron.

  
Mi peine y yo
Toda una vida juntos. Yo pierdo el pelo y él los dientes.


Clasismo

Asqueada por la opresión y el exhibicionismo aristocrático, la Cenicienta, solicitó asilo político en el convento de las carmelitas descalzas. Con la plena convicción que el príncipe heredero no se atrevería a tanto.



martes, 10 de abril de 2018

Flash Fiction II


Evolución genética


Mi primogénita, sacó mis ojos marrones. El del medio, mi dentadura perfecta y el menor, tiene mis manos. Mi indolente esposa, asesorada por el abogado de la familia, la casa, el auto y la pensión del seguro de vida.



Sol de noche

Vamos a dejar caer la tarde así… Que caiga sola, por su propio peso. Frágil, porque llegó la hora del sol desvaneciendo, levitando entre brisas amorosas, como el destino de una hoja seca. Sin apuro y sin pausa, los pájaros a sus ramas y la gente a sus casas. Caminemos, que ya viene arrastrando sus pies de sombras la noche, a tomar el poder de todo, su ejército de estrellas entrenadas, públicas y la luna como estandarte rojizo. Mientras el mundo de los otros se vuelve loco, la muerte toma posesión y se cubre de porquerías acaecidas, Reposemos en este remanso y cumplamos la profecía diaria. Que sea así, todos los días, de todas las tardes de todas las noches… mientras están distraídos destruyéndolo todo.



Cocineros argentinos

Todos los santos días, mamá nos daba de comer calentita sopa de letras. Una noche de insomnio y juegos con mis hermanitos, la sorprendimos recortándolas de las hojas de un diario viejo. No nos importó. ¡Si estaba riquísima!


jueves, 1 de marzo de 2018


 Flash fiction

Efímero

Trepó hasta la cima del acantilado para clamar, y que el viento con su eco lo propague, que la amará mientras viva. Así, cuando insuflaba aire en sus pulmones, fue que cedió el risco.

Es dable suponer que el género humano sea la piel.



Prevención de riesgos
Por el puse las manos en el fuego y descubrí la calidad y la importancia de estos guantes de amianto homologados.

Frivolidad
Frustrada al examinar la obra terminada, la mona Lisa Gherardini exigió a Leonardo que la rehiciera y la beneficiara con algo más de busto y una sonrisa convincente.

Epístola
Apreciado amigo:
Mucho te agradecería el especial favor de aclararme el carácter de la expresión “a joderse” y “no es para tanto” con la que has acompañado tu misiva de condolencias y pésame por la pérdida irreparable de mi adorada esposa.
Abrazo fraterno.

 


 

miércoles, 13 de diciembre de 2017



GOLPEAN LA PUERTA

Eduardo Mancilla
Argentina (1959)


Pregunto quién es. Del otro lado me respondo yo mismo que soy yo mismo. Desde adentro pregunto cómo se si es verdad aunque por la mirilla veo que soy yo. De afuera digo que salí sin que yo mismo me diera cuenta. Desde éste lado respondo que no puede ser, que no me moví de acá, además, de ser yo mismo hubiera salido abrigado. Mi voz me contesta que salí de urgencia por la puerta de atrás para comprar cigarrillos, a lo cual respondo que es una buena excusa y así siguió la conversación sobre cuestiones domésticas, hasta que decidí dejarme hablando solo y seguí hablando solo pero desde adentro para ignorar mi propia insistencia. A veces me pongo pesado y prefiero dejarme afuera aunque haga frío o llueva. La próxima vez que salga sin avisarme voy a tener que llevar un abrigo porque un día de estos voy a pescar un resfrío.

Publicado en el prestigioso blog "El jinete insomne" 16/09/2015

domingo, 3 de diciembre de 2017


Sabiduría popular

En el pueblo de mis abuelos, y perdón por la distancia, había un tipo al que todos conocían, Rogelio Colarte, en paz descanse. Era alto, buenazo y analfabeto. A la escuela solo asistió a levantar paredes, colocar los tirantes del techo y palear el pozo del aljibe. Los domingos al atardecer, en la plaza principal de Victoria, solía dar la vuelta al perro con un indisimulable libro bajo el brazo. Por otra parte, siempre el mismo. Quién sabe… tal vez lo hacía para seducir a las damas o ganarse su atención. Lo apodaban “sobaco instruido”.